El Correo

Actualizado el 2 de agosto de 2013 a las 09:37

Ironman de Zurich, una experiencia brutal contada kilómetro a kilómetro

Ironman de Zurich, una experiencia brutal contada kilómetro a kilómetro

El triatleta vasco Carlos Ruiz-Garma Gorostiza nos narra las sensaciones vividas en carne propia en la sexta prueba del circuito europeo de triatlón de larga distancia. Una viviencia única digna de ser contada

   

Durante la natación lo pasé muy mal. Hacía mucho calor y prohibieron el uso del neopreno, con lo que a los malos nadadores como yo se nos hizo muy larga la natación… el tiempo límite para completar la natación era de 2h20m y en la primera vuelta al mirar el reloj vi que había tardado 58 minutos. La cosa se ponía más emocionante todavía, pero cabeza fría y a seguir concentrado en mantener un ritmo.

Salí del agua en 2h07m y la alegría fue enorme! Sin neopreno había conseguido nadar 4.350 metros -unos cuantos más de los que tenía que nadar- dentro del tiempo y seguí en carrera.

Acabo el sector de la natación muy cansado, más bien fundido! Pero tenía claro que comiendo y bebiendo me iba a recuperar bien. Había desayunado a las 4:30 de la mañana, y ya eran las 9:15 tras pegarme una paliza en el agua. Mi mujer -¡una santa!- me había preparado unos mini bocatas de nocilla y jamón, y solo pensaba en devorarlos para recuperarme. Pero en uno de los baches de la carretera se me cayeron, y con mucha impotencia continué dando pedales -ojalá hubiera parado a recogerlo- . Aun así pensé que en el primer avituallamiento en el km 27 podría rellenar bien el depósito. Y la sorpresa fue mayúscula cuando vi que el primer avituallamiento sólo era líquido, y que tenía que esperar hasta el siguiente (km 58) para comer algo sólido.

Ironman de Zurich, una experiencia brutal contada kilómetro a kilómetro

Piel de gallina en la Heartbreak Hill

Sin duda alguna este fue el momento más crítico del Ironman. Mi cuerpo  estaba vacío, pero, nuevamente, tocaba cabeza fría, y a seguir concentrado en mantener un ritmo. Por fin, segundo avituallamiento a la vista. No me lo pensé dos veces, paré, comí todo lo que pude, estiré bien y me aprovisioné de toda la comida que podía llevar encima…había que llenar el depósito hasta arriba!.

Me fui recuperando poco a poco hasta llegar a la famosa ascensión de Heartbreak Hill. Punto en el que me esperaba mi hinchada y muchísimo público. Fue uno de los momentos más emocionantes del Ironman. Uno se le pone la piel de gallina al subir rodeado de tanta gente.

En la bajada tuve el segundo momento crítico del Ironamn. Otra vez un bache, y nueva perdida de alimento. En esta ocasión se me cayó medio plátano que llevaba en la bolsita del cuadro de la bici. Pero la mala suerte quiso que es medio plátano golpease la bomba, y ésta salió volando por los aires. Sin embargo, seguí dando pedales –ojalá hubiera parado a recogerla-, lo que significaba que asumía el riesgo absurdo –he de reconocerlo- de pinchar y quedarme fuera del Ironman. Sin bomba a mano, hubiese sido imposible reparar un pinchazo. A pesar de ello, la suerte estuvo de mi parte –me imagino que por todos vuestros ánimos y rezos-, y pasaron los kilómetros hasta completar los 180 del sector de ciclismo.

El gran reto del primer maratón

Tras casi 9 horas nadando y pedaleando, empecé la maratón. La primera para mí, ya que nunca había corrido más de 25 kilómetros. Ya no había gasolina en el depósito y tocaba tirar de cabeza fría para intentar mantener un ritmo. Mi objetivo era bajar de las 4 horas, y era consciente de que tocaba sufrir. Aunque me había entrenado duro para esto. La preparación mental es igual a entrenar muy duro, con frío, mucho frío.

Recuerdo entrenamientos nevando, y también con mucho calor. De hecho las últimas salidas de 25 kilómetros fueron con 38 grados, y muy importante sin música!

Pasaban los kilómetros y mantenía un ritmo constante con la ilusión de bajar de 4 horas en mi primera maratón. Sin duda, un buen reto dentro del gran reto. No había que pensar en el famoso “muro”, ni en calambres, concentración absoluta en seguir y seguir… hasta la meta!. Voy “bien”. Cientos de triatletas caminan, se tambalean, se detienen, pero hay que seguir sufriendo hasta la meta, y en mi caso sin parar de correr. Ese es el reto. Para “engañar” a mi cuerpo y al “cansancio” -la reserva del depósito siempre dura más de lo que parece, no hay que ponerse nervioso- me vienen a la cabeza muchos recuerdos de muchos de vosotros, y especialmente de mi mujer y mis hijos que son realmente los que se merecen que lleguemos a la meta, y en menos de 4 horas. Qué menos!!!

Ironman de Zurich, una experiencia brutal contada kilómetro a kilómetro

Euforia final

Ya sólo quedan 3 kilómetros, y aprieto porque la hinchada me espera en la meta y llevan más de 12 horas esperándome. Y por cierto consigo terminar mi primera maratón en 3 horas y 54 minutos.

La alegría es increíble e indescriptible! Lo hemos conseguido! Hemos cruzado la meta tras 12 horas y 43 minutos de competición, de esfuerzo continuado, de control mental, de superar mis propios límites… Me abrazo emocionado a mi hinchada. Ellos han hecho posible todo esto!

Y por supuesto no me puedo olvidar de los afectados de la ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica). Yo he cumplido, ahora nos toca cumplir a todos, por favor, con una aportación, por pequeña que sea, a la Asociación Siempre Adelante, lugar de apoyo y esperanza para quienes sufren de ELA (Cuenta para donaciones: 0182 1574 86 0201521466). Afortunadamente hemos recaudado una barbaridad de dinero, pero seguro que alguno más os animáis, y colaboráis en la causa. Gracias a todos, de corazón!!!.

Ironman de Zurich, una experiencia brutal contada kilómetro a kilómetro

Por Carlos Ruiz-Garma Gorostiza.


Noticias Relacionadas

Publicidad

Desde Santurce A Bilbao 2019

Desde Santurce A Bilbao 2019

- Fecha de la carrera: sábado, 24 de noviembre 2019
- Plazo de inscripción: Abierto
- Toda la información sobre la Carrera Popular Internacional Desde Santurce A Bilbao 2019: recorrido, recogida de dorsales, horarios de salida...

Publicidad

Behobia San Sebastián 2019

Behobia San Sebastián 2019

- Fecha de la carrera: domingo 10 de noviembre 2019
- Plazo de inscripción: Cerrado
- Toda la información sobre la Behobia San Sebastián 2019: recorrido, recogida de dorsales, horarios de salida...

Publicidad

Media Maratón Vitoria 2019

Media Maratón Vitoria 2019

- Fecha de la carrera: domingo, 22 de diciembre 2019
- Plazo de inscripción: Abierto
- Toda la información sobre la Media Maratón de Vitoria 2019: recorrido, recogida de dorsales, horarios de salida...

Maratón Málaga 2019

Maratón Málaga 2019

- Fecha de la carrera: domingo, 15 de diciembre 2019
- Plazo de inscripción: Abierto
- Toda la información sobre la Maratón de Málaga 2019: recorrido, recogida de dorsales, horarios de salida...

San Silvestre Vallecana 2019

San Silvestre Vallecana 2019

- Fecha de la carrera: viernes, 31 de diciembre 2019
- Plazo de inscripción: Abierto
- Toda la información sobre la San Silvestre Vallecana 2019: recorrido, recogida de dorsales, horarios de salida...