Emilio Aguayo y Helene Alberdi campeones de España de Media Distancia de Triathlon 
 
El Correo


Actualizado el 1 de octubre de 2021 a las 09:14

 Emilio Aguayo y Helene Alberdi campeones de España de Media Distancia de Triathlon

Emilio Aguayo y Helene Alberdi campeones de España de Media Distancia de Triathlon

    

Por J. Gómez Peña

Tantas cosas en poco más de un año. Helene Alberdi llora feliz en la meta del Bilbao Triathlon. Acaba de proclamarse otra vez campeona de España de Media Distancia. En su ciudad. Con los ánimos de los suyos como aliento. Se emociona. Tantas cosas. El fallecimiento de su tío Alberto Sololuze en el desprendimiento del vertedero de Zaldibar. La larga y cruel espera hasta que se hallaron los restos del cadáver. El nacimiento en febrero de su hijo. La dificultad para meter en las 24 horas de cada día el tiempo que le lleva su profesión como médico, los largos entrenamientos y el cuidado del bebé. El triatlón de Bilbao es como una liberación. Lágrimas y sonrisas de la nueva campeona de España, el título que en categoría masculina consiguió el valenciano Emilio Aguayo, el otro ganador en la cita que convirtió este sábado a Bilbao en la capital de este deporte.

Eventos como el Bilbao Triathlon le sientan bien a las ciudades. En cierto modo, las redescubren. A las 14.45, tras el banderazo dado por Juan María Aburto, alcalde de la ciudad, 800 triatletas se fueron arrojando a la ría. A la recuperada ría. Durante tantas décadas de pasado industrial, Bilbao le dio la espalda a su gran calzada líquida. Ahora todo se gira hacia ella. Los participantes pedalearon luego por las carreteras de Bizkaia para volver a la ciudad y patearla por su mejor postal, la del Euskalduna y el Guggenheim. En este nuevo Bilbao se disputó la prueba, que era también el Campeonato de España.

Un rato antes del inicio y a la altura del Museo Marítimo, la ría ya recibía las brazadas de muchos triatletas que afinaban su musculatura. Otros, en la explanada, se cubrían de aceite y saludaban a amigos y familiares. Buen ambiente. Luego ya fue la guerra. Al agua. A nadar 1,9 kilómetros por la ría. Piscina natural. Marta Sánchez pisó tierra la primera con 25 segundos sobre Helene Alberdi, que antes que triatleta fue nadadora en los Maristas de Santutxu. Mientras estudiaba Medicina se apartó del deporte. Y ya con el título y la bata le llamó la atención eso de nadar, pedalear y correr en el mismo deporte. Ahora es su pasión.

El sol desmentía al pronóstico del tiempo, que había anunciado lluvia. El viento, eso sí, azotó con ganas durante el tramo de ciclismo, de 83 kilómetros, con las subidas a Morga, Unbe y una buena ristra de repechos. La pantalla gigante que da a la ría del nuevo San Mamés servía de espejo para recoger la imagen de los cientos de bicicletas que iban apareciendo. Sobre los pedales emergió la portuguesa Raquel Mafra, Imparable, con una ventaja de 1:40 sobre Marta Sánchez. Para Helene Alberdi, el ciclismo es su modalidad coja. Empezó a correr a pie con tres minutos de desventaja. Eso sí, en su ciudad.

Nadie pudo alcanzar a Mafra en los 19 kilómetros del tramo a pie por el muelle de Ripa y a la sombra del Palacio Euskalduna. Alberdi estaba ya en plena remontada. De tercera pasó a segunda. Le dijeron que la que iba por delante era portuguesa. Eso le daba a ella el campeonato de España. Siete meses después de ser madre. Mafra ganó el Bilbao Triathlon con 2:14 sobre Alberdi y 2:39 por delante de la catalana Marta Sánchez. Después llegaron María Varo y Eva Ledesma.

«Me flipa correr aquí»

 

En la prueba masculina, Francecs Godoy dominó a nado en la ría. Batió el récord del tramo con 20 minutos y 27 segundos, mejor que Gómez Noya en 2020. Ángel Salamanca le perseguía a 40 segundos, unos metros por delante de Emilio Aguayo. Eneko Llanos y Mikel Ugarte también figuraban entre los primeros. Como en la carrera femenina, la prueba ciclista lo cambió todo. Aguayo, que se había desorientado en el último segmento de natación, llegó en cabeza con la bicicleta al Museo Marítimo, con casi tres minutos sobre el exciclista profesional Gustavo Rodríguez. «Me flipa correr en el norte. Es un circuito precioso», describió Aguayo, que se se había equivocado en un cruce. Eso le costó «unos treinta segundos». Su objetivo del año era el Ironmann de Kona, una prueba que ha sufrido varios aplazamientos. El valenciano se ha hartado de esperar y se ha dedicado a probar otras competiciones como el Bilbao Triathlon. Debutaba.

Le quedaba el duelo a pie. El gallego Rodríguez, que ha ganado en cuatro ocasiones esta prueba, se le acercó. «Yo iba controlando la ventaja», contó Aguayo. Eso hizo. Aguantó su ventaja y se colgó el título con un registro de 3:37:21. Gustavo Rodríguez fue segundo, a 51 segundos, y el guipuzcoano Gonzalo Fuentes, tremendo a pie, acabó tercero a 3:11, por delante del alavés Eneko Llanos, que se quedó en la orilla del podio de este Bilbao Triatlon que en 2022 será escenario del Campeonato de Europa.