El Correo

Actualizado el 26 de octubre de 2011 a las 00:00

"Correr un Ironman está al alcance de cualquiera"

   


LANDER RENTERIA | BILBAO. Javier Berasategui vive por y para el triatlón. Nacido en Bilbao hace 61 años, ha conocido todas las vertientes de este sufrido deporte, hasta el punto de ser "deportista, juez, entrenador y organizador", es decir, "las cuatro licencias que existen en el triatlón actual". Entre sus muchos logros, hay dos que merecen especial atención: fue el primer español que completó un Ironman -3,86 km a nado, 180 km en bicicleta y 42,195 km de carrera a pie-, (Roth, 1988), y también uno de los primeros españoles que consiguió acabar el Ironman de Hawai, junto a su amigo Alfredo Olabegoia y el canario Alfonso Pérez. Aquella gesta sucedió en 1988 y abrió muchos caminos que hasta entonces parecían inexpugnables.

La primera participación de Berasategui en un triatlón fue en 1985, aunque el proceso que le condujo hasta allí se remonta mucho más atrás: "Yo había sido nadador de fondo desde los nueve años, pero mis lesiones en el hombro hicieron que dejara de competir a los 26". Por aquella época, las maratones y las carreras a pie estaban en auge, y él decidió comprarse unas zapatillas y "empezar a correr". Participó, entre otras muchas pruebas, en los 100 km de Cantabria y en las maratones de Bilbao y San Sebastián, siendo el único bilbaíno que tomó parte en las primeras diez ediciones de estas dos carreras. Además, fue campeón del mundo máster de cuadriatlón -modalidad que combina la natación, el piragüismo, el ciclismo y la carrera a pie-. Pero todos estos logros no le parecían suficientes.

"En 1983 leí un artículo sobre el Ironman de Hawai en la revista estadounidense 'Swimming' y ahí comenzó todo". Cuando en 1985, en el campeonato del mundo de triatlón de Niza le regalaron una pegatina que decía 'My dream is Hawaii' ('Mi sueño es Hawai'), Berasategui la colocó en la barra de su bicicleta y no estuvo "tranquilo" hasta que no fue allí a participar. Para ello, hubo de esperar tres años por problemas con las solicitudes de inscripción, pero, finalmente, consiguió un dorsal en 1988 gracias a su concurso en el Ironman de Roth (Alemania), donde obtuvo una de las ocho plazas de acceso.

La Meca del triatlón
En un principio, contaba con una subvención del Banco Bilbao, la entidad en la que trabajaba, pero aquel dinero nunca llegó y Berasategui tuvo que vender su coche para no endeudarse puesto que ya había comprado los billetes de avión para él y su mujer. Al final, contó con el patrocinio de la tienda de ropa FOR de Bilbao y de la firma Liberto, y "las cosas fueron algo mejor". Una vez en el archipiélago estadounidense, acusó su falta de experiencia en la competición y pagó la novatada. "Físicamente no estaba en mi mejor momento y cometí bastantes errores", reconoce. En efecto, su marca fue casi una hora peor que la que obtuvo en Roth unos meses antes. Aun así, para Javier Berasategui aquella prueba sigue siendo "el mejor recuerdo deportivo" de su carrera personal.

"El de Hawai no es un Ironman como los demás; es 'El Ironman', la Meca de este deporte", asegura emocionado. El hecho de que cada año más de 200.000 personas opten a disputarlo pero únicamente 1.900 alcancen su objetivo habla bien a las claras de la grandeza de esta prueba. Su dureza, por otra parte, no tiene parangón: "Las temperaturas de más de 40º C, la humedad superior al 90%, los toboganes y rectas interminables... te machacan, pero tu ilusión y la magia de una carrera tan especial hacen que continúes adelante".

Hoy es su hija, Virginia Berasategui, quien ha seguido los pasos de su padre. Convertida en la referencia del triatlón vasco junto a otros deportistas sobresalientes como Eneko Llanos y Ainhoa Murúa, la triatleta vizcaína ha ganado el Ironman de Lanzarote en dos ocasiones y sus resultados en Hawai han sido notables: 6ª en 2008, 3ª en 2009, 4ª en 2010 y 10ª este año. Su progenitor cree que la nueva generación de triatletas femeninas, con Chrissie Wellington y Mirinda Carfrae a la cabeza, es "estratosférica", mas no descarta que algún año su hija pueda dar la sorpresa gracias a "su experiencia, su enorme profesionalidad y su capacidad de sufrimiento".


Nada es imposible
Es precisamente ese espíritu de sacrificio el que destaca como clave Javier Berasategui. Según él, "correr un Ironman está al alcance de cualquiera; hay que desmitificar la leyenda que dice que es el coto privado de unos pocos privilegiados". El precio a pagar, claro está, es bastante elevado: "Hay que entrenar como mínimo 20 horas semanales durante un periodo de 6 a 12 meses" y eso incluye, lógicamente, largas sesiones de ciclismo, carrera a pie y natación. "Yo me he llegado a levantar a las cuatro de la madrugada para andar en bici con linternas, pero, como mi hija siempre dice, 'Impossible is nothing' ('Nada es imposible'), y la prueba de ello es que, de los 1.900 participantes que ha habido este año en Hawai, sólo 80 eran profesionales; el resto eran triatletas populares".

Tras vivir como deportista la dureza del triatlón durante años y arrastrar diversos problemas físicos, hoy en día Berasategui dedica gran parte de su tiempo a la organización de eventos deportivos como los duatlones de Sopelana y Gernika y el Triatlón Bahía de Gorliz, entre otros. No obstante, se muestra especialmente orgulloso de la primera edición del Triatlón de Bilbao, "el único que se corre por el centro de una gran ciudad". La prueba se celebró el pasado mes de mayo y él fue uno de los organizadores, además de diseñar el circuito y encargarse de la seguridad y otros aspectos técnicos. "Para mí fue un sueño hecho realidad ver el éxito que tuvo después de haber luchado durante tantos años para que pudiera celebrarse".  

Mirando un poco al pasado, echa de menos "el espíritu de supervivencia individual" con el que nació el triatlón y que "sólo se mantiene en las pruebas de distancias largas como los Ironman". Constata, asimismo, el 'boom' que ha experimentado este deporte "durante los últimos 4 ó 5 años", sobre todo, en la distancia olímpica o internacional -1,5 km a nado, 40 km en bicicleta y 10 km de carrera a pie-. "Lo que prima es el espectáculo, y en la tele ese espectáculo se transmite mejor mediante la competición olímpica".

Entrañable homenaje
A lo largo de su carrera deportiva, Berasategui ha recibido multitud de galardones por parte de diversos organismos como las federaciones vasca y española de triatlón. Aun así, lo que él más aprecia son las pequeñas celebraciones como la que tuvo lugar hace un par de semanas en el restaurante del camping de Gorliz a iniciativa de su camarada Jon Bilbao. "Fue un entrañable homenaje que me brindaron varios amigos triatletas. Me regalaron una camiseta y un bolígrafo recordatorio, y les estoy realmente agradecido".

Pero estos reconocimientos no son óbice para que, más de 25 años después, Javier Berasategui siga trabajando con la misma pasión por el triatlón, un deporte por el que lo ha dado todo y del que ha recibido "muchísimo a cambio". Él anima a todo el mundo "a practicarlo alguna vez", aunque sea en una modalidad de distancia corta. "El triatlón es un deporte muy divertido, agradecido y completo, y todo el que lo prueba, repite". Habrá que hacerle caso y empezar a ponerse en forma, porque la nueva temporada de triatlón está a la vuelta de la esquina...


Fotos: Jon Bilbao y 'Vamos a correr'


Comentarios realizados

Publicidad

Carrera Familiar Durango 2019

Carrera Familiar Durango 2019

Las mejores fotos de la carrera familiar de Durango 2019. ¡Encuentra tu foto!

Publicidad

Carrera dEmpresas Bilbao 2019 Carrera de la Ría

Carrera dEmpresas Bilbao 2019 Carrera de la Ría

La segunda edición de esta singular competición, que organiza EL CORREO, tiene fecha prevista para el domingo 9 de junio con equipos de 4 componentes, que deberán afrontar un recorrido de unos 8 kilómetros. El plazo de inscripción ya está en marcha

Publicidad

Maratón Martín Fiz 2019 Vitoria

Maratón Martín Fiz 2019

Las mejores fotos del Maratón Martín Fiz 2019. ¡Busca tu foto!

Memorial Josito 2019

Memorial Josito 2019

Organizado por el Club Atletismo Laudio, la séptima edición tendrá lugar el domingo 9 de junio de 2019. El recorrido de esta carrera popular tendrán una distancia total de 10 kilómetros. ¡Apúntate ya!

Ultra trail Bocineros-Deiadar Xtreme 2019

Ultra trail Bocineros-Deiadar Xtreme 2019

Con el recuerdo de la primera edición todavía reciente, la ultra trail Bocineros-Deiadar Xtreme de 2019 ya calienta motores y tiene abiertas sus inscripciones para más de 1.500 personas en las 3 carreras y las 5 marchas populares, que volverán a tener como protagonistas los cinco Montes Bocineros de Bizkaia y la villa foral de Gernika, punto de salida y llegada de las tres carreras.

Behobia San Sebastián 2019

Behobia San Sebastián 2019

La que es una de las carreras populares más multitudinarias del año, se correrá el domingo 10 de noviembre de 2019.

Mello Saria 2019

Mello Saria 2019

Este año, La Mello Saria 2019 cambia de fecha.

Anuncia tu carrera

Anuncia tu carrera

Promocionar tu carrera es GRATIS. Ponte en contacto con el equipo de Vamos A Correr y te ayudaremos a dar visibilidad a tu evento